La Ciencia del Engagement

Gamification es la disciplina que transporta la diversión y el encanto de los juegos a entornos no lúdicos, como el laboral o el académico, con el fin de hacerlos más atractivos y estimulantes. Es, en otras palabras, una alternativa sumamente interesante para elevar los niveles de engagement de nuestros equipos y, como consecuencia de esto, obtener mejores resultados organizacionales.

Y aunque aún se trata de una disciplina en crecimiento, su eficacia ya ha sido probada en diversos ámbitos e industrias. Resultados tan positivos no son casuales, sino que están sustentados en estudios a los que, en su conjunto, nos gusta denominar la Ciencia del Engagement. Compartimos un breve extracto de algunas de las teorías sobre las que se apoyan los desarrollos de Gamification:
Refuerzo Intrínseco: sabemos que cuando nos enfrentamos a un desafío y lo superamos, nuestro cerebro libera dopamina, el neurotransmisor de la motivación. Pero no es el logro en sí mismo el que nos da placer, sino su anticipación. Es la expectativa anticipada de que nuestro accionar será exitoso lo que nos entusiasma como pocas cosas. Un buen diseñador de engagement utiliza este conocimiento en beneficio de la experiencia que desea potenciar.
Condicionamiento Operante: en la vereda opuesta, el Condicionamiento Operante nos plantea la atracción que sentimos las personas por la variabilidad en las recompensas. Es decir, conocer con exactitud qué esperar como consecuencia de nuestras acciones las hace menos motivadoras. ¿En punto justo? Algún lugar entre lo totalmente aleatorio y lo totalmente predecible. El equilibrio es la palabra clave en el diseño de una buena solución de Gamification.
Flow: desarrollada por Mihály Csíkszentmihályi, esta teoría nos enseña cómo diseñar experiencias intrínsecamente motivadoras articulando de manera efectiva los niveles de dificultad de las tareas con los niveles de habilidad de los participantes. Como diseñadores, nuestro objetivo es maximizar el tiempo que pasan los jugadores en ese estado de Flow en el que disfrutan al máximo de la experiencia y pierden placenteramente la noción del tiempo.
Tiranía de la Elección: ¿Mayor cantidad de opciones para un mayor disfrute? No tan rápido… una experiencia de Gamification efectiva hace uso óptimo de pocas dinámicas pero que generen un alto impacto. A mayor cantidad de alternativas, mayor confusión y menor satisfacción de cada una de ellas. Esta es la Tiranía de la Elección.
Éstas son sólo algunas de las teorías que podemos usar para potenciar el engagement. Es a partir de la comprensión de la conducta humana y las motivaciones que la llevan a la acción que podemos crear experiencias efectivas y placenteras, donde todos se beneficien y disfruten del camino recorrido.

Compartimos un breve ejemplo de Gamification en acción y su enorme poder para cambiar conductas a través de la introducción de pequeñas dinámicas de juegos a las actividades de todos los días.

Si te interesa conocer más sobre Gamification y qué puede hacer por tu organización, visitá nuestro sitio web Engament.com.

¿Te gustó? ¿Te sirvió? ¡Compartilo!

Source: La Ciencia del Engagement